El tiempo justo para aprender a comer bien

Para crecer saludablemente los chicos necesitan alimentarse bien. Te damos tips para ayudarte.

Entre los 3 y los 12 años de edad, podemos establecer dos períodos: la etapa preescolar entre los 3 y los 5 años y la etapa escolar que va de los 6 a los 12 años.

La primera etapa, es trascendental en cuanto a la formación de hábitos alimentarios por lo tanto, una buena educación nutricional, resulta fundamental. Dando el ejemplo, ofreciendo preparaciones ricas y nutritivas, surtiéndonos en casa con opciones sanas, serán algunas de las formas de enseñarles y ayudarlos a elegir de manera saludable.

La etapa escolar, es de preparación para el desarrollo y crecimiento que sobrevendrán con la adolescencia. Los chicos y chicas necesitarán los mismos alimentos pero en mayor cantidad para cubrir sus necesidades energéticas y nutritivas.

PARTICULARIDADES ENTRE LOS 3 Y LOS 5 AÑOS

Durante estos años, los niños comienzan a querer hacer todo sin ayuda, pero continúan aprendiendo de, mamá y papá. En la mesa, los niños ven qué comen sus padres, aprenden cómo se manejan los cubiertos, etc, e imitan.

A partir de esa edad son más conscientes de si tienen hambre o están satisfechos. Y ellos pueden controlar naturalmente cuanto comer de la porción que se les sirve. Por eso, los adultos debemos respetar las señales de su apetito y saciedad.

Es una etapa oportuna para empezar a educarlos en la manera de fomentar la buena nutrición, salud y una vida activa. Durante este periodo es más fácil introducir alimentos con nuevos sabores y texturas. En muchos casos, para incorporar nuevos alimentos, ¡lo mejor es ser creativo!

PARTICULARIDADES ENTRE LOS 6 Y 12 AÑOS

En esta etapa es fundamental consolidar hábitos de vida saludable como miras a su futuro como adulto.

Dado que la independencia los lleva a comer fuera de casa, en el colegio o en la colonia, en la casa de un compañero, es tarea de los padres prepararlos para que a la hora de comprar alimentos, elijan opciones saludables.

En casa, los padres deben tratar de complementar las comidas para lograr una alimentación completa.